Así se ganarán el pan los niños que ahora están en la escuela

Businesswoman With Daughter Using Blackboard

Ante la desoladora realidad actual del mercado laboral: cinco millones de parados registrados -en torno al 25% por ciento de la población activa-, más de la mitad de los jóvenes sin trabajo y la enquistada precarización – un tercio de los trabajadores cobra menos de 654 al mes–  se agradece que nos dibujen un paisaje más favorable, aunque tengamos que esperar 20 años para disfrutarlo.

La consultora Price Waterhouse Cooper (PwC) acaba de publicar un informe donde apunta a 2033 como el año en que  España recupere los niveles de empleo previos a la crisis. Para entonces, la tasa de desempleo será del 6,7%. Así pues – si nos atenemos a lo que dice este estudio- no se asusten por el futuro que les espera a ese hijo que acaba de tener, viene de camino o está ahora en el colegio: no hay mal que cien años dure. Ahora bien, la “generación Z”, los nacidos a partir del 2000, que llegaron al mundo con una tablet debajo del brazo, trabajarán de forma muy diferente a cómo lo hicieron sus padres.

-Predominarán los profesionales independientes o freelance, el autoempleo (si la palabra autónomo les sigue sonando mal). No se compremeterán de por vida con ninguna organización, y simultanearán diversas actividades profesionales. Es decir, no querrán ser funcionarios, como sus padres -miembros de la generación X (nacidos entre 1965 y 1983)-  ni jubilarse en la misma empresa en la que empezaron a trabajar, algo que les sonará a las “batallitas” del abuelo.

– Serán más internacionales y emprendedores. Será muy importante su marca personal para posicionarse y diferenciarse en su ámbito de actuación. Trabajarán habitualmente con personas de otros países, culturas, idiomas, razas… No les dará pereza cambiar de residencia, incluso irse al extranjero, si el proyecto les gusta.

Valorarán la conciliación. Demandarán más equilibrio entre la vida personal y profesional. Su horario laboral será flexible y se desarrollará tanto en la oficina como a distancia. Acabarán con la cultura del presentismo- ¿de veras? ¡qué cracks!- con lo que mejorarán la productividad.

– Si son profesionales de alta o media cualificación, formarán parte de un colectivo que llegará al pleno empleo.

¿En qué sectores? Turismo y Ocio – la hostelería y la restauración nunca fallan- Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) -el empleo en este sector crecerá un 39%- y el medio ambiente -gestión del agua y residuos-. La medicina y la salud, ligada al envejecimiento de la población y la creciente preocupación por el bienestar, será otro de los nichos de empleo. Traductores e intérpretes, ingenieros ambientales y civiles, y, cómo no, profesionales relacionados con las finanzas y la gestión de empresas serán perfiles altamente solicitados también.

Pinta bien ¿no? Lo que es una lástima es que tengamos que esperar hasta las puertas de la jubilación para trabajar en un entorno así de estimulante.

Fuentes: Cinco Días, Muy Pymes

Informe PwC completo

Anuncios