Rehabilitación energética: social y mediomabientalmente necesaria

Si en el post anterior hablamos de los beneficios de elegir una vivienda de consumo casi nulo, en esta ocasión abordamos otra vertiente de la construcción relacionada con la sostenibilidad medioambiental: la rehabilitación energética de edificios. Algo muy necesario desde el punto de vista medioambiental y social si tenemos en cuenta lo siguiente:

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) calcula que España cuenta con 25 millones de viviendas, dos millones de las cuales presentan un mal estado de conservación. rehabilitación energética edificios

El 90% de los edificios son anteriores a la aplicación del Código Técnico de Edificación (2006), marco normativo que estableció unas exigencias básicas de calidad en los edificios relacionados con el ahorro energético entre otros aspectos, y por tanto requieren ser rehabilitadas. Es más, el 60% de las viviendas en España se levantaron sin ninguna normativa sobre eficiencia energética (son anteriores a la norma NBE-CT 79). Tan solo el 5% de ellas cumple con las especificaciones del CTE, lo que significa que el resto han quedado obsoletas respecto a los actuales parámetros.

El CENER estima que el 80% de los hogares españoles necesita rehabilitación energética para mejorar su aislamiento y sus sistemas de calefacción.

Esto conlleva que sea necesario un gran consumo de energía en el hogar, para mantenerlo a una temperatura confort tanto en invierno como en verano. Lo que incrementa la contaminación por las emisiones de CO2, causantes del cambio climático, puesto que en su mayor parte esta energía proviene de combustibles fósiles.

Además, estas deficiencias de las casas, son unas de las causas de la “pobreza energética” -junto al aumento del precio de la energía y la disminución de los ingresos familiares debido a la crisis económica- . Según la Asociación de Ciencias Ambientales  7 millones de personas (el 16,6% de los hogares españoles) sufren este problema y una de cada diez afirma no poder mantener su vivienda a una temperatura adecuada. 

La rehabilitación brinda asimismo una oportunidad de empleo en un escenario con altas tasas de parados, muchos de los cuales del sector de la construcción. La CEOE estima que la intervención en unas 250.000 viviendas por año, con una media de 15.000€ cada una (desde la pequeña reforma hasta la rehabilitación integral) puede suponer 135.000 empleos directos.

Por todo ello, el IDAE ha puesto en marcha el  Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios existentes (Programa PAREER-CRECE) por que destinará 200 millones de euros a la realización de reformas en edificios y viviendas con la finalidad de hacerlos eficientes desde el punto de vista energético.

 

 

Fuentes: Ambientun y CEES Aragón

Imagen: franky242 at FreeDigitalPhotos.net

 

Anuncios