A menor consumo de energía en la vivienda, mejor hipoteca

A menor consumo de energía en la vivienda, mejor hipoteca

Mejorar la eficiencia energética de una propiedad aumenta el valor de la misma, a la vez que reduce el riesgo de los activos de un banco. Quienes se han hipotecado para la compra de vivienda con un alto nivel de eficiencia energética tienen menor probabilidad de morosidad, puesto que disponen de más renta después de pagar las facturas de energía. 

Bajo estas premisas principales, la European Mortgage Federation ha puesto en marcha un programa piloto cuyo objetivo es crear un estándar de “hipoteca eficiente en términos de energía”, según el cual los propietarios tendrán incentivos financieros para mejorar la eficiencia energética de sus edificios o al adquirir una propiedad que consuma poca energía.

En este proyecto, que forma parte de la de la Iniciativa de Hipotecas de Eficiencia Energética (Energy Efficient Mortges Inicative-EeMAP), se han comprometido a colaborar  37 bancos europeos, entre ellos las entidades españolas Caja Rural de Navarra Triodos Bank y Unión de Créditos Inmobiliarios. Además cuenta con el apoyo de otras 23 organizaciones público y privadas como el Ayuntamiento de Madrid, Cohispania, Tinsa y GBC España -entre las españolas-.

En España Triodos Bank ha sido pionero en vincular el interés de la hipoteca al consumo de energía de la vivienda. Caja Rural de Navarra se ha centrado hasta el momento en la financiación de proyectos de rehabilitación energética. Por su parte  Bankia anunciaba este verano una reducción de los intereses a los préstamos a promociones inmobiliarias con certificaciones de sostenibilidad como BREEAM o LEED.

El plan piloto de la Federación Europea de Hipotecas, que se desarrollará durante dos años con la aportación de fondos comunitarios, pretende dar respuesta al compromiso de la Comisión Europea de analizar la viabilidad de incorporar criterios de sostenibilidad en el mercado financiero europeo.

Así pues, se está perfilando el marco propicio para que nuevas entidades den el salto a la hipoteca verde en un futuro próximo. Algo que deberá ser tenido en cuenta por los consumidores a la hora de buscar una vivienda, pues, en la compra más importante que realizamos en nuestra vida, unas décimas menos de interés pueden suponer un gran ahorro, al que se une el derivado del menor consumo de energía en el hogar a lo largo de toda su vida útil. Sin olvidarnos, claro está, de la reducción impacto medioambiental ocasionado.

BENEFICIOS PARA LOS GRUPOS DE INTERÉS (EeMAP)

Methodology3modified-1030x355

 

 

 

 

Anuncios

Una vivienda en Ibiza, referente en construcción sostenible

passivhaus premium Terravita Ibiza

Vivienda de Terravita en Ibiza, que podría convertirse en el primer edificio del mundo en obtener los certificados  Passivhaus Premium (eficiencia energética) y BREEAM Excepcional (sostenibilidad)

Terravita, empresa con sede en Ibiza con la que colaboramos en temas de comunicación, está cerca de lograr algo único  hasta el momento en el sector de la construcción: que un mismo edificio tenga los certificados Passivhaus Premium y BREEAM Excepcional. Es decir, las máximas categorías  de los estándares internacionales de eficiencia energética y sostenibilidad.

El certificado Passivhaus Premium, que actualmente solo poseen tres edificios en el mundo, acredita el escaso aporte de energía que necesita la vivienda para disfrutar de una temperatura confortable durante todo el año. También que es capaz de generar más energía – de origen renovable- de 20150311_passivehouseclasses_press_release_phi-1-680x365_cla que consume. Se estima que la casa reduce en un 80% las necesidades de climatización respecto a otra de características similares, con el añadido de que esa baja demanda se cubre en su totalidad con la energía solar instalada.

La estructura de la casa es de entramado ligero de madera, a la que se han añadido aislamientos de fibra de madera –de hasta 30 centímetros de espesor- también incorporados en la cubierta y la fachada. Esta fase del proyecto ha contado con la participación de House Habitat, empresa de construcción sostenible especializada en casas pasivas con la que también colaboramos.  Un aspecto a destacar es la rapidez de la ejecución de este proyecto, pues desde el comienzo de las obras hasta que acaben -finales de septiembre- habrán pasado menos de ocho meses.

Desconectada de las redes de suministro

La vivienda está desconectada de la red eléctrica y de agua. Una instalación solar fotovoltaica, sobre la cubierta, le permitirá ser autosuficiente en energía. De cara a garantizar el suministro de electricidad ininterrumpido, dispone de un sistema de acumulación capaz de abastecerla incluso en los días poco soleados. La casa estará dotada asimismo de tecnología inteligente para automatizar y regular el gasto energético según las necesidades del momento. Además, se autoabastecerá también de agua mediante un sistema de recogida y tratamiento de aguas pluviales.

Enfocada para causar el menor impacto medioambiental posible,  la vivienda va camino de obtener el certificado BREEAM Excepcional, la más alta de las cinco categorías en que se estructura este estándar internacional de sostenibilidad en la edificación. BREEAM, de origen británico, evalúa los impactos en 10 áreas (gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación). Su análisis abarca todo el ciclo de vida del edificio desde su fase de diseño, la construcción y sus usos.

Como ya hemos contado aquí, la directiva europea (2010/31/UE) para el fomento de la eficiencia energética, indica que los nuevos edificios deberán tener consumo de energía casi nulo a partir de 2020, dos años antes en el caso de los públicos. La vivienda de Terravita se anticipa así a la normativa que hará obligatoria este tipo de construcción en los próximos años, con el objetivo de  combatir el cambio climático.

 

 

Los nuevos consumidores exigen mayor compromiso social y ambiental a las empresas

Businessman-on-EarthLa Fundación Adecco acaba de publicar su informe anual “El ciudadano y la RSE”. El estudio, realizado sobre una muestra de 600 personas, revela datos importantes sobre el compromiso social y medioambiental  que los ciudadanos demandan a las empresas y cómo la existencia o ausencia de éste influye en sus decisiones de compra así como en la imagen de marca.

Entre las principales conclusiones, se constata el crecimiento del consumidor crítico impulsado por los menores de 40 años, lo que anticipa que esta tendencia continuará al alza y que por tanto las empresas tendrán que adaptarse a esa mayor exigencia de responsabilidad con su entorno. De momento, el 63% de los encuestados penaliza a las empresas que percibe como no responsables. Bien deja de adquirir un producto o servicio  si percibe que la empresa no se comporta adecuadamente (50%), o bien, comparte sus opiniones negativas en las redes sociales (13%), en detrimento de la reputación de la marca.

Es  la nueva generación de consumidores, los que tienen entre los 18 y 35 años, la más exigente con las marcas. Un 70% sanciona a las marcas poco éticas. Los “millennials”, a los que muchas veces se les acusa de indiferentes, son más críticos con las marcas que las generaciones anteriores,  proclives a la fidelidad o rutina de compra.

Destacar asimismo que el 96% de los encuestados considera que las empresas tienen la misma responsabilidad que el Gobierno a la hora de dar respuesta a retos actuales, como el  desempleo, la desigualdad social, la sostenibilidad medioambiental o la  corrupción. Y casi la mitad (el 44%) opina que la compañía para la que trabaja no es una empresa socialmente responsable. Aquí las empresas tienen otro campo de trabajo importante, pues no hay mejor embajador de marca que un empleado satisfecho.

 

 

Desatender la comunicación resta competitividad a las pymes

tvcrewOak Power Comunicación ha realizado un estudio sobre la valoración que los empresarios de las pequeñas y medianas empresas españolas hacen de la comunicación y el marketing. Entre las principales conclusiones del análisis destaca que más de la mitad, el 55%, no dispone de un departamento propio para realizar estas funciones. Y no lo tienen por dos razones: falta de presupuesto (para el 29%) y considerar que no es necesario (24%). En claro contraste con la tónica general, las startups y empresas de nueva creación sí dan mucha más relevancia a la comunicación. Prácticamente todas cuentan con un área a tal fin y una amplia mayoría (65%) está integrada por más de un profesional, en su intento de crecer a medio y largo plazo y mantenerse en el mercado.

Ya hemos hablado en este blog de los beneficios que aporta una adecuada estrategia de comunicación a las pymes, entre ellas  valor de marca, reputación, la confianza del consumidor o la diferenciación de la competencia en un mercado globalizado.  La comunicación corporativa, bien gestionada, proporciona a la pyme un considerable retornoAsí lo entienden en mayor medida, según el informe, las empresas de los sectores Cultura y Espectáculos, Turismo y Hostelería y Automoción.

Sin embargo, el 67% de las 300 pymes encuestadas asegura que no gestiona la relación con los medios de manera profesional y organizada. Una debilidad que, como bien señala  la responsable del estudio, María Asenjo, “sigue restándoles competitividad como demuestra que el 67% asegura haber tenido un desencuentro con los medios en alguna ocasión”.

En cuanto a la comunicación en redes sociales, la presencia de las pymes aumenta lentamente pues solo el 54% está presente en ellas. Los motivos para no hacerlo son el coste que supone (31%), la falta de necesidad (21%), el esfuerzo que requiere su actualización (19%), y por último el peligro para la actividad que se desarrolla (17%).

Fuente: EFE Emprende

Las empresas españolas suspenden en confianza

Los españoles seguimos desconfiando de las empresas. Es lo que se desprende del Barómetro de la Confianza 2015, el mayor estudio internacional sobre este aspecto fundamental para las organizaciones que elabora la agencia Edelman.

El nivel de aprobación que reciben las compañías en España es del 43%, por un 57% que reciben las empresas en todo el mundo. No son las únicas instituciones que no llegan al aprobado. Tampoco nos fiamos de los medios de comunicación (47%) y muchos menos el gobierno (26%). Sólo las ONG, con un 63% -igual que la media de otros países- pueden darse por satisfechas.

¿Y a qué llamamos confianza? Pues según Jordi Ballera, director de Edelman Madrid, ” lo que se espera de los diferentes actores que intervienen en el sistema”. El informe analiza 16 atributos que generan confianza. Entre ellos se encuentran algunos como tratar bien a los empleados, priorizar a los clientes por encima de los beneficios, escuchar sus necesidades y comentarios, llevar a cabo unas prácticas empresariales éticas o trabajar para proteger y mejorar el medio ambiente.

Un dato a tener en muy en cuenta es que 7 de cada 10 encuestados considera que  “una empresa puede llevar a cabo acciones que incrementen los beneficios y además mejoren las condiciones económicas y sociales de la comunidad en la que opera”.

Por sectores, los que más confianza inspiran son entretenimiento, tecnología, electrónica de consumo, alimentación y bebidas y automoción (todas ellas por encima del 60%). Los que menos la banca (16%), los servicios financieros (24%) y la energía (36%), si bien dentro de éste último las renovables sacan una ventaja considerable al resto. En lo que se refiere a su tipología, la empresa familiar lidera el ranking  con una aprobación del 77% -mayor incluso que en otros países-  seguidas de la pymes (69%). Las peor valoradas son las empresas públicas (35%) , y las cotizadas (40%) las grandes empresas (42%).

Entre las acciones propuestas para que los CEOs incrementen la confianza en su empresa destaca realizar un comunicación clara y transparente.

Informe completo

Ética y transparencia, principales atributos de la empresa responsable según los ciudadanos

Podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. Lo que es cierto es que el colectivo formado por consumidores críticos sigue creciendo. El ciudadano quiere empresas responsables que le proporcionen productos y servicios que causen el menor impacto social y medioambiental. Las marcas tienen ante sí el importante reto de comunicar su desempeño y esfuerzo en línea a las nuevas demandas de un cliente selectivo, que valora este comportamiento antes de adquirir un producto o contratar un servicio.

El informe “El ciudadano y la RSE”, que por quinto año consecutivo ha elaborado la Fundación Adecco, señala que el 49% de los ciudadanos se muestra selectivo a la hora de consumir, e incorpora criterios de responsabilidad en sus decisiones de compra, como el respeto a los derechos humanos o al medio ambiente. En el estudio anterior la cifra era dos puntos menor.

En cuanto a los requisitos que debe cumplir una empresa para que el público la considere como responsable, tres atributos sobresalen respecto al resto: Ética (58% de los encuestados), Transparencia (56%) y Diversidad (45%), refiriéndose esta última  a culturas corporativas en las que primen los procesos de selección por competencias: aquéllos que no discriminan por factores como la edad, el sexo o el hecho de tener un certificado de discapacidad.

Por cierto, aunque los ciudadanos interiorizan pautas responsables y piden que las empresas también lo hagan, el 65% desconoce el significado de la RSE.

 

Los contenidos y la relación con los medios, retos de los departamentos de comunicación

tendencias_comunicacion_corporativa_infografia_AxiCom y prnoticias acaban de publicar el estudio “Nuevos Retos y Oportunidades de los Departamentos de Comunicación en España”, que analiza los principales retos que encaran los departamentos de comunicación en España. El informe, realizado a partir de encuestas a profesionales de la comunicación, destaca tres objetivos prioritarios:

– Diseño de una estrategia de comunicación óptima para la empresa (57%)

– Capacidad de creación de contenidos (41%)

– La gestión eficaz de los canales sociales y la relación con bloggers influencers y periodistas (39%)

En cuanto a las tendencias en los departamentos de comunicación para los próximos años, el 57% de los dircom consultados apuntan al storytelling, seguido de la comunicación viral y el periodismo de marca.

Otra de las conclusiones importantes que arroja el estudio, es el valor que tienen las apariciones en espacios de terceros (como medios de comunicación) y la progresiva relevancia de los soportes online a la hora de enfocar las acciones de comunicación.

Más información: prnoticias