Primera passivhaus de Madrid: construir bien es noticia

100x100madera telemadrid passivhausUna vivienda unifamiliar situada en Guadalix de la Sierra se ha convertido en la primera construcción que recibe el certificado passivhaus en la comunidad de Madrid. El Passivhaus Institut de Alemania concede este distintivo a  las construcciones que cumplen con una serie de exigentes resultados relacionados con la eficiencia energética, que aseguran un alto nivel de confort interior, tanto en invierno como en verano, con un consumo de energía muy bajo.

Para ello es necesario dotar al edificio de un gran aislamiento para paredes exteriores y cubiertas, eliminar los puentes térmicos, alcanzar unos excelentes valores de estanqueidad de la envolvente, disponer de ventilación mecánica con recuperación de calor, así como utilizar ventanas y puertas de altas prestaciones.placa certificado passivhaus

La casa es obra y propiedad de la empresa 100x10madera,  a quien sirve para mostrar a las personas interesadas este tipo de construcciones que reducen sustancialmente la factura de energía en el hogar, y que puedan percibir in situ las sensaciones de habitar en una de ellas así como comprobar sus calidades. En el caso de la vivienda de Guadalix, cuya estructura es de madera de pino finlandés de Kuusamo Log Houses y donde todos los materiales utilizados son ecológicos, el gasto medio registrado en climatización en el último año para obtener una temperatura confort no supera a los 20 euros al mes. Lo que sorprende aún más si tenemos en cuenta que los datos abarcan tanto el frío invierno de la sierra madrileña como el verano más caluroso  que se recuerda.

Con nuestra colaboración, la innovadora vivienda ha conseguido atraer la atención de grandes medios de comunicación, como El País, El Mundo o Telemadrid. Sin duda una buena noticia que esta forma de construcción más respetuosa con el medio ambiente tenga cada vez mayor difusión y logre llegar a un público más amplio.

Anuncios

5 motivos para optar por una casa de consumo casi nulo

energy-efficiency-154006_1280Si eres de los que piensa que ha llegado el momento de adquirir una vivienda en propiedad, o estás valorando cambiar de casa, te recomendamos que sopeses algunos aspectos relacionados con el gasto de energía en el hogar antes de decidir la opción más conveniente.

En la actualidad, una característica predominante en el sector de la construcción, es la búsqueda de la eficiencia energética, tanto en obra nueva como en rehabilitación. En un contexto en el que abastecer de energía el hogar supone uno de los gastos principales para una familia, y que cada vez ésta es más cara, es lógico tender hacia sistemas constructivos que minimicen el consumo energético. Así, no es extraño que en la incipiente reactivación del sector, los expertos detecten una tendencia hacia la construcción sostenible y eficiente.

Conviene recordar, además, que una directiva de la UE de 2010 establece que en 2020 toda la nueva edificación y la rehabilitación de la existente deberá ser de consumo energía casi nulo (EECN), dos años antes en el caso de los edificios públicos. Una disposición enmarcada dentro del objetivo europeo  20-20-20 que persigue reducir un 20% el consumo de energía primarias, minimizar un 20% sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y aumentar un 20% las  renovables. El sector de la construcción es clave en que este propósito llegue a buen puerto,  teniendo en cuenta que  supone el 40% del consumo de energía y el 36% de emisiones de CO2.

Ahorro en calefacción y refrigeración

Una casa de consumo de energía casi nulo puede suponer un ahorro en calefacción en invierno y refrigeración en verano de entre el 50 y el 80 por ciento respecto a una construcción tradicional. Si tu idea es comprar una vivienda usada, ten en cuenta que si se ha construido en los años del boom inmobiliario, donde el Código Técnico de Edificación muy permisivo en cuestiones de eficiencia energética, puede que sea un auténtico chorreo de energía. Ocho de casa diez edificios en España lo son. Así que no solo mires el precio de venta, sino los gastos que te supondrá a lo largo de su vida útil tener una temperatura confort en casa. Una mayor inversión inicial puede rentabilizarse en poco tiempo.

“Hipoteca energética”

Lo expuesto va ligado a la denominada “hipoteca energética”: el desembolso económico para mantener el hogar a la temperatura deseada. Un importe que año a año va ganando peso en el presupuesto familiar dados los recurrentes aumentos de los precios de la energía, y que hasta ahora no era valorado como merece a la hora de adquirir una casa. Por ejemplo, entre una vivienda con certificado energético G (la calificación más baja) y otra A (la más alta) para una superficie de 100m2  el ahorro en facturas  supone 2.300 euros al año.

Préstamos en mejores condiciones

Tener una casa eficiente también puede traducirse en una menor cuota de tu hipoteca. Triodos Bank ofrece la “ecohipoteca”, que vincula el diferencial a la eficiencia energética. Cuanto mayor sea ésta, menor será el porcentaje aplicado. Así, si tu casa tiene la letra certificado A+, el más alto,  deberás sumar al euribor el 1,20%;  por un 1’41% si se trata de la letra G (la calificación más baja).

Más valor en el mercado

Como hemos comentado, el coste en energía para la casa es un gasto que cada vez pesa más en el presupuesto familiar. Si en un futuro consideras vender tu casa, obviamente, si éste es es muy alto, el precio de venta será menor en el mercado y también menos atractiva para los posibles compradores. Lo mismo sucederá si te planteas alquilarla.

Respeto al medio ambiente

La escasez de recursos naturales o la contaminación por las emisiones de CO2 producida por el mayor empleo de combustibles fósiles, son por si mismos motivos suficientes para inclinarse por las construcciones EECN. Por tanto, no solo hay que considerar los costes económicos, sino también los sociales.

 

 

Viviendas de madera: desterrando prejuicios

Vivienda de 100x100madera en Guadarrama, en la Sierra de Madrid. Pese al frío de la zona, su propietario solo gasta 60 euros en calefacción de pellets al mes para calentar los 200 metros construdios

Vivienda de 100x100madera en Guadarrama, en la Sierra de Madrid. Pese al frío de la zona, su propietario solo gasta 60 euros al mes en calefacción de pellets para calentar los 200 metros construidos.

   Una de las mayores satisfacciones que produce trabajar para empresas diferentes es la posibilidad de acercarte y conocer sectores de la  actividad que resultaban ajenos. Algo que  te permite por un lado aprender y por otro desterrar prejuicios, estereotipos, que luego descubres no se corresponden con la realidad, y nos hacen darnos cuenta de que sabemos mucho menos de lo que nos creemos.

   Así,  nuestra colaboración con la empresa de viviendas ecológicas 100x100madera nos ha servido, entre otras cosas, para comprobar que se pueden hacer casas de madera tan buenas o mejores que las de ladrillo y cemento, borrando felizmente esa imagen preconcebida de cabaña del Tío Tom levantada con cuatro tablas o  la de contenedores prefabricados que parece que fueran a salir volando ante un vendaval.

   Todo lo contrario. Las casas de madera con buena materia prima como es el pino rojo finlandés, muros y ventanas de amplios grosores o aislantes naturales como la celulosa, como las que emplea 100x100madera, distribuidor de Kuusamo Log Houses, garantizan resultados muy por encima de la media en construcción tradicional, y más teniendo en cuenta lo mal que se ha edificado en los últimos años en este país.

   Una de las grandes ventajas de este tipo de viviendas es su eficiencia energética, el poco consumo de energía que precisan para mantener una temperatura confortable tanto en invierno como en verano. Esto se consigue gracias al empleo de materiales de calidad y a que se tienen en cuenta criterios de arquitectura bioclimática a la hora de proyectar la vivienda para aprovechar al máximo los recursos naturales. Todo ello hace que se pueda llegar a ahorrar en  combustible hasta un 90% respecto a las viviendas comunes, en el caso de la “casa pasiva. Lo que pone de relieve el concepto de “hipoteca energética”, el gasto en facturas para mantener el hogar a la temperatura que deseamos. Un desembolso que año a año va ganando peso en el presupuesto familiar dado a los continuos aumentos de los precios de la energía, y que hasta ahora no se valoraba como se merece a la hora de adquirir una vivienda.

Kuusamo Nuuna 85S 3D_hall interior_0.8

Interior de una de las viviendas de madera de Kuusamo Log Houses

   El respeto al medio ambiente no solo proviene del menor consumo en combustibles fósiles. Las casas de 100x100madera son ecológicas también porque están hechas de madera procedente de bosques sostenibles en Finlandia certificada por los sellos FSC y PEFC, y porque son biodegradables.  Además no se utiliza sin ningún tipo de componente químico nocivo para la salud.

   Por último, son casas hechas a medida, pese a que se disponen de varios modelos, lo habitual es que el cliente decida el diseño de su casa según sus gustos y necesidades. Aunque la estructura sea de madera, si no le satisface estéticamente, puede combinarla con otros materiales para acabados exteriores e interiores que prefiera, como piedra natural, ladrillo o mortero de cal, que le proporcionarán una apariencia muy diferente. Incluso se le puede añadir cualquier tipo de calefacción adicional, como chimenea, paneles solares o estufa de biomasa.

 Por criterios de calidad constructiva,  de ahorro energético, ecológicos o de diseño, lo cierto es que cada vez más personas se decantan por este tipo de viviendas, que a nosotros nos parecen tan novedosas pero tan arraigadas ya en el Norte de Europa ¡y con climas mucho más duros que el nuestro!

  No sé por qué sospechamos que este tipo de casas nos van a resultar más familiares en un futuro inmediato.