España tendrá 18 millones de pobres en 10 años

“Nosotros ya hemos vivido esto. El Fondo Monetario Internacional nos impuso un proceso que llamaron de ajuste, ahora lo llaman austeridad. Había que cortar todos los gastos, los corrientes y los de inversión. Aseguraban que así llegaríamos a un alto grado de eficiencia, los salarios bajarían y se adecuarían los impuestos. Ese modelo llevó a la quiebra de casi toda Latinoamérica en los años ochenta”.  Con estas palabras de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, comienza el informe “Crisis, desigualdad y pobreza” publicado por Intermón Oxfam. En el mismo, alerta de que si se continúa por el camino de la austeridad y los recortes, en 2020 casi el 40% de la población española será pobre, lo que equivale a 18 millones de personas.

Intermón aprecia similitudes entre el momento que atraviesa España y  las crisis de América Latina y el este asiático en las décadas de los 80 y 90, donde se llevaron a cabo políticas de recortes sociales que extendieron la pobreza y la desigualdad entre la población. Después de ser testigo en otros países de la aplicación de similares recetas para los mismos males, la ONG recuerda que las políticas de austeridad nunca han conseguido la recuperación económica, y traen consigo el deterioro de la educación y la salud.

Ante el peligro que corren derechos que parecían tan consolidados y generalmente aceptados como la educación y la sanidad pública, universal y gratuita, Intermón ha añadido España a la lista de países – junto a Burkina Faso o Etiopía,  entre otros- en los que defiende estos principios.

Según el estudio, España tardará 25 años en recuperar los niveles de bienestar anteriores a la crisis. Para revertir la situación recomienda  aumentar la recaudación y la justicia fiscal, blindar las políticas sociales y de cooperación, y adoptar medidas de mejora y regeneración democrática impulsando la transparencia.

Para ver el informe completo:
http://bit.ly/12aeCxO

Anuncios

Vestirse con dignidad

nueva linea de ropa de comercio justo de Intermon oxfamNo resulta sencillo elegir con criterios de responsabilidad en el consumo de ropa. Entre los motivos, la creciente pero aún escasa oferta, los diseños a veces poco acordes con los gustos actuales y la dificultad para competir con las omnipresentes firmas de moda, ubicadas en las mejores zonas, respaldadas por potentes campañas publicitarias y capaces de ofrecer precios bajos por los volúmenes de ventas que manejan y, no en pocas ocasiones, por las condiciones laborales de las personas que las realizan.

Por eso, para quienes demandan garantías sociales y medioambientales también a la hora de adquirir prendas de vestir es una estupenda noticia el lanzamiento de Veraluna, la nueva línea de ropa de la ONG Intermon Oxfam.

Una colección en cuya creación han participado expertos en el mundo de la moda y cuyos artículos han confeccionado mujeres indias en condiciones de Comercio Justo. Además se ha utilizado algodón orgánico, que no necesita pesticidas ni insecticidas y por tanto su cultivo no contamina los suelos ni el agua.

La irrupción de iniciativas como ésta es todavía más bienvenida estos días, en los que hemos conocido la tortura y asesinato del sindicalista Aminul Islam en Bangladesh por denunciar las condiciones de explotación a la que son sometidos los trabajadores de la industria textil bengalí, que realizan la ropa que después comercializan marcas como Tommy Hilfiger o Ralph Lauren.